LA VIDA Y LAS FORMAS

El Principio de Acción y Reacción de Newton, forma parte de los postulados de la Física, tradicional, asentado como uno de los cimientos de esta ciencia.

El Equilibrio de Cuerpos en Física, tiene una triada de ecuaciones que lo conforman y se aplican en la estática:

                • Σ Fh= 0 (Suma de Fuerzas horizontales = 0)
                • Σ Fv= 0 (Suma de Fuerzas verticales = 0)
                • Σ M= 0 ( Suma de Momento = 0 )

En la Creación una de sus postulados dice que:

“Todo es Consciencia y Energía”

Este postulado va mas allá de la ciencia tradicional y se pude englobar en la filosofía cuya disquisición depende del punto de vista que quien lo interprete pues su significado, no es el mismo para el Neófito, el Iniciado o el Maestro pues la Consciencia, marca la diferencia entre la Materia y Energía sin olvidar que, la materia, es la representación de la energía vibrando a diferentes frecuencias. Una piedra es energía condensada vibrando en un estado de frecuencia muy bajo.Por contra, la Luz y el A.M.O.R, son estados de Energía vibrando a la frecuencia mas alta que se puede alcanzar. Por citar un limite menor y mayor, entre una piedra y la Luz, estarían comprendidos el resto de cuerpos físicos conocidos y desconocidos, vibrando a la frecuencia que da forma característica.

Entonces, ¿Qué como encaja la Consciencia con la Energía y la Materia?

Pues porque sin la Consciencia, no habría diferencia entre Energía y el subproducto de la materia y es por lo que un naranjo da naranjas y no higos, un limonero da limones y no cebollas pues la base atómica, tiene protones, neutrones y electrones que circulan alrededor del núcleo tratando de ocupar los huecos libres que deja el átomo contiguo con lo cual, las partículas subatómicas no entienden de que fruto debe dar una forma de vida en concreto y la realidad palpable demuestra, que un almendro da almendras y no otra cosa.

¿Esto quiere decir que un árbol tiene Consciencia?

Si y no.

La Consciencia que la raza humana es un privilegio que la Creación nos dio como la raza estandarte y representativa de este planeta llamado Tierra y así, cristalizar en la existencia la unión entre el contenedor de carne y hueso que somos con el Ser a través del espíritu nos convierte en lo que realmente somos ignoramos y desconocemos, ser semidioses por nuestra genética impresa en el ADN.

El ADN impreso en el naranjo, el limonero o el almendro, limita el campo mórfico de hasta donde un ser vivo que forma parte de la biosfera del planeta pude crecer, poniendo orden en el caos.

Mayodel68

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.