LOS TRES AMORES

Amor es, consciencia y energía. Siglas de: Amplitud Modulada de Onda de Resonancia.

A.M.O.R, es energía vibrando a la más alta frecuencia, pues Todo dentro del Cosmos conocido y desconocido, es consciencia y energía manifestándose de diversas formas y su apariencia,función de la frecuenciade vibración.

Una piedra,también es energía, manifestada en un estado de vibración de muy baja frecuencia, plasmado en forma de materia. Por el contrario,la Luz (no confundir con la electricidad), es energía vibrando a la más alta frecuencia y la forma de manifestarse, NO corresponde con ninguno de los tres estados conocidos de la matera: Sólido, Líquido y Gaseoso, sino que pertenece a un estado que podemos denominar como plasmático y un ejemplo, podemos encontrarlo en el fuego, el magnetismo o la electricidad. En los casos del magnetismo y la electricidad, su apariencia no es visible pero en cambio, si podemos sentirla o percibir sus efectos en la atracción de un metal o al encender una bombilla.

Sea como fuere, esta introducción solo pretende presentar A.M.O.R, como la energía más grande que existe en el Cosmos conocido y desconocido. Su origen proviene de las lenguas “Indoeuropeas” siendo las más antiguas: Sánscrito, Griego, Latín y Persa.

En la Grecia clásica, esta energía era presentada por medio de latriada alquímica de “Los Tres Amores”:    Eros – Fhilos – Ágape.

Esta presentación alquímica representa un balance de energías,en cuyo equilibrio podemos lograr cristalizar una traída que da como resultado: A.M.O.R.

Eros, representa el erotismo, el deseo y la pasión consumado en el acto sexual. Eros, lo percibimos por medio del Centro de Control  Instintivo, girando entorno al juego del placer y del sexo.

Eros es efímero y la pasión por el sujeto, baja el interés con la recurrencia que termina descafeinando la llama inicial del fruto de la pasión.

Fhilos, trasciende por encima de la sexualidad, cuando la llama de Eros, pierde fuelle y la energía vibra hacia otro tipo de actos, que se enfocan en mantener la unión. Esto no quiere decir que exista nulidad y ausencia sexual, sino que ésta, no es la prioridad pues priman otros valores por encima del beneficio individual, caso de la amistad, la lealtad o el ideal pero que en definitiva, abren la senda y el camino hacia la cristalización de A.M.O.R.

Fhilos combate la hipocresía, comenzando aflorar lo auténtico de uno mismo, proyectado desde el respeto al prójimo.

Ágape,representa la cristalización de la energía A.M.O.R. Aquí vence el altruismo de cada gesto de acción, que proyectamos hacia el prójimo o hacia un colectivo de pertenencia. En la ecuación, no intervienen  los sentimientos ni las emociones, pues se opera a través del Centro de Control Espiritual, hasta entonces,  anulado por la programación y era puenteado por los Centros de Control Emocional e Intelectual.

En Ágape, lo que se entrega se hace sin reparos, dejando fuera el reconocimiento, los aplausos, las muestras de gratitud que no acaban o la intención de lograr de quien recibe la devolución del gesto.

En Ágape, el acto concluye en el propio acto,y la acción de haber entregado, da la paz propia de un estado contemplativo.

Ágape, equilibra la triada alquímica de “Los Tres Amores”,eleva nuestra frecuencia de vibración hacia la energía A.M.O.R, permitiendo tomar decisiones correctas, desde la coherencia.

 

 

MAYODEL68

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.