EN TIEMPO DE COSECHA

” No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros”

Juan 14 Reina-Valera.

 

Los cambios de Era, suelen venir precedidos de la caída de algún imperio dominante en la Tierra y un Mesías que lo representa. En cierto modo, esto es una deducción pues las mentes inquietas deben apelar a la capacidad de sentir, la habilidad de discernir y la paciencia investigar lo oculto dentro de una maraña de información y desinformación.

Durante varios años de trabajo y búsqueda interior, he leído, visto y conocido de todo, pero llega un momento donde lo que toca hacer es deshojar la margarita y ser selectivo con las fuentes de donde beber.

En mi trabajo de investigación, pude encontrar no menos de cuatro Eras, que considero que han marcado los últimos cambios evolutivos en la historia de la Humanidad. Cada una representada por un signo zodiacal; Tauro, Aries, Piscis y Acuario, todas tuvieron al menos diversas figuras                  

mesiánicas como; Zaratustra/Zoroastro, Mitra o  José-Jesús-Christo, todos nacidos de una Virgen un día 25 de diciembre, por ser una fecha representativa del “Sol invictus” o Sol victorioso, que simbólicamente manifiesta el momento del año, donde la luz empieza a alargar sobre la oscuridad y vence a las tinieblas.

Aparte de los mencionados hay otros tantos representantes mesiánicos de diferentes culturas y civilizaciones. José-Jesús-Christo, es el que marca la diferencia por su resurrección tras la muerte. Ni el personaje ni la resurrección son un mito, sino una verdad tergiversada y contado desde el interés religioso católico, con el que poder figurar como la única y verdadera.

La Era de Piscis (actual), se simboliza por la “boca de pez” y podemos vemos verlo en la mitra papal y de los obispos. Piscis es la Era de nuestro presente, que se encuentra en los albores de dar un salto de consciencia tras concluir la octava de un ciclo mayor, después de 26.000 años de existencia cósmica. Los cambios que comienzan a sucederse en el entorno del planeta desde el punto d vista cósmico, naturaleza y humano, no serán óbice para dar perpetuidad a la Creación que fluye en una continua expansión.

La Tierra, su biosfera, especies vivas y Humanidad, pertenecemos al engranaje de una gran maquinaria que forma la Creación. Nuestro existir como individualidad quizá sea lo de meno,s dado que nuestra consciencia acotada no abarca a comprender el significado de una inmensidad eterna e infinita, salvo que el punto de vista sea tomado desde la observación del Ser.

Pero como unidades de carbono y máquinas biológicas, tenemos un cometido y misión que cumplir que la matrix y su programación oculta haciéndonos creer que caímos como paracaidistas, en el vientre materno.

Vivimos en definitiva, unos momentos únicos que pasan desapercibidos y el salto a la matrix 15.64 Hz ha comenzado. Gran parte de la humanidad parece no darse cuenta de lo que se juega pues en liza está, seguir creciendo y expandiendo en verdadera libertad, o por contra repetir de nuevo el ciclo bajo el yugo de las sombras y los oscuros, que compran almas dormidas a las que poder mandar y dirigir, logrando su propia subsistencia y alimentados por la energía que emana del sufrimiento de los humanos.

La Consciencia es la piedra angular del cambio hacia la nueva Humanidad, obrar desde la Consciencia prima la Consideración Externa Hacia el Prójimo, la responsabilidad de nuestros actos y en definitiva; la coherencia entre pensamiento, palabra y acción. Estos son los valores que diferencian al Humano libre del humano obediente a los demonios.

Estamos en tiempo de cosecha de almas, que ya comenzó por la élite y gobernantes pero todavía es tiempo de seguir accionando por parte de aquellos que iniciaron el camino de liberarse de las ataduras mentales que residen en uno mismo, puede que no sea tarde y hay que proseguir accionando desde la consciencia.

Bajo mi punto de vista, este tiempo de cosecha, da la oportunidad de expandir a muchos pues el consciente colectivo se abre, caen los velos, se muestra lo oculto y resulta más sencillo recibir ayuda de mentes inquietas que por miedo y vergüenza a mostrar sus inquietudes y expresar como son, llevan su trabajo en silencio. Todos nosotros tenemos nuestro lugar de pertenencia que no encaja en la mentira de un sistema sionista cabalista.

Cuando concluye cada ciclo de cosecha, vuelve a reinar tarde o temprano la inconsciencia construida desde la mentira de los oscuros auspiciada por sus demonios. Volverán a emplear el miedo, para lograr sus fines y proteger su universo de maldad y mientras esto sucede, el escaso consciente colectivo sufrirá la represión, prohibición, manipulación, persecución y destrucción. Pese a todo y aún en esas circunstancias de hostilidad y anti-Humanidad, uno como individualidad podrá lograr expandir su consciencia si hizo bien su trabajo durante el tiempo de cada conexión pues tras cada partida y desde los MS, se dará un repaso de cumplimento de su plantilla. Si demostró estar preparado para dar el salto, la esencia podrá evolucionar y enlazar en la realidad de un nuevo avatar, en otros mundos diferentes donde seguirá expandiendo en lo particular hasta lograr alcanzar el retorno a casa.

MAYODEL68

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.