INSITU 3: BASE DE LA SALADA. PARANORMAL E HISTORIA DESCONOCIDA

Antes de comenzar a redactar ésta presentación para “InSitu”, recordé la célebre cita de “Forrest Gump”:

 “La vida es como una caja de bombones, nunca sabes cual te va a tocar

En verdad, algo similar sucede con esta octava de “InSitu” pues quienes la creamos, desconocemos que puede deparar cada programa dado que las sorpresas surgen sin sospecha ni previsión. De este modo y para ser fiel a lo dicho, éste “tercer InSitu”, no defraudó y aunque la preparación emane desde los Mundos Superiores, debo confesar que solo unos pocos, saben que nos faltó experiencia para saber interpretar las señales que nos llevaron hasta la «Base Americana”, con la que despedimos el primer programa: “El reptiliano de la Yesa”. Pero dejando lo místico para otro momento, programamos la visita a la base  situada en el “Vértice de la Salada”, el pasado 26 de agosto. Este enclave acogería en 1970, la construcción del llamado “Centro de Transmisión nº6 del Ejército”.
Al poco tiempo de iniciar nuestra investigación, quedarían despejadas las dudas acerca de la participación norteamericana en el C.T – 6, también conocido como “Base de la Salada”.
Siendo justos, durante la recogida de datos, no encontramos relación alguna entre la base americana y el Reptiliano de la Yesa, o entre la base y algún acceso intraterreno, pero en cambio, nos sorprendió su historia, pues el Vértice de la Salada está enclavado en los 7 Km que fueran la llamada “Línea XYZ” del Frente de Teruel.
En este lugar, perecieron en dos días de julio de 1938, casi 25.000 soldados de ambos bandos: 4.000 republicanos defendiendo los altos y 20.000 franquistas, en la toma. Con el paso del tiempo, este lugar sería conocido como: “El Segundo Valle de los Caídos
Estamos convencidos que en semejante espacio de muerte, quedaron almas  atrapadas en el ETD, siendo éste, la causa de la aparición de entidades que no lograron aceptar que desencarnaron, siendo percibidas por personas que han visitado el lugar  y este paraje natural.
No me extiendo más sin antes concluir diciendo, que en apariencia este programa, era un trámite, un modo de presentar respeto al choque do-si de “InSitu” con la visita a la base. Pero como no hay dos sin tres, el destino nos sorprendió para afrontar tres partes bien diferenciadas que en 58 minutos, hoy queremos presentarles.
Que lo disfruten.
Mayodel68 y MdG

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.